Bruce Todopoderoso

¿Qué Película Ver?
 
  Jim Carrey, Morgan Freeman,... Crédito: Bruce Todopoderoso: Ralph Nelson

Bruce Todopoderoso

tipo B
  • Película

Desde el momento en que saltó a la fama como Ace Ventura, el tonto de la destrucción con mechones, Jim Carrey ha arraigado su comedia en la exhibición anárquica de poder. A la gente le encanta verlo por la misma razón que les encanta ver a las estrellas del pop más indómitas. Más que gracioso, es un id, un tornado, un bufón punk con extremidades de goma que triunfa sobre el universo actuando lo que a muchos de nosotros probablemente nos gustaría hacer. Carrey no tiene miedo de volverse felizmente psicópata, como Peter Sellers o Eminem en sus pistas más divertidas, y esa es su ventaja. Sin embargo, el poder es algo paradójico en un comediante. Cuanto más lo ejercita, más familiar se vuelve y menos se siente como una catarsis, un acto de abandono travieso.



Bruce Todopoderoso es una comedia perfectamente respetable de Jim Carrey que te hace sentir como si estuvieras en 1997, viendo 'Liar Liar'. Carrey, que parece no haber cambiado ni un cabello de su cabeza desde entonces, es presentado, por enésima vez, como un perdedor ineficaz que es tocado por un ángel travieso. En este caso, es Bruce Nolan, un reportero chiflado en una estación de noticias de Buffalo TV, donde es el chiste de todas las bromas de la oficina. Al principio, hay una escena muy divertida en la que Bruce, a quien se le ha asignado entrevistar a una anciana arrugada frente a las cataratas del Niágara, estalla de ira en la televisión en vivo. Se acaba de enterar de que lo han ignorado para el codiciado puesto de presentador, y Carrey convierte el episodio en una guerra relámpago de venganza vertiginosa. 'Estoy aquí con la madre de Katharine Hepburn', dice, punzando el aire con sarcasmo antes de mirar a la cámara para dar un golpe de gracia gloriosamente obsceno. Ese es el poder de Jim Carrey en su máxima expresión.

Bruce, que siente que sus sueños se le escapan, está convencido de que Dios está en su contra. Pero luego es convocado por la deidad misma, interpretado por un juguetón Morgan Freeman con un traje blanco brillante, de pie en un desván blanco reluciente. Para animar a Bruce, pero sobre todo para enseñarle una lección, Dios decide investir al terrícola humilde y autocompasivo con toda la gama de Su omnipotencia. Paseándose por la calle al ritmo sudoroso de 'The Power' de Snap!, Carrey obtiene ese brillo de Ace Ventura: la sonrisa con dientes con un toque demoníaco. En poco tiempo, 'parte' la sopa de tomate en su tazón y hace que literalmente salga un mono del trasero de un matón callejero que lo aterrorizaba. Alcanzando el cielo, ata la luna y la acerca más, y luego aún más, mucho mejor para hacer el amor con su novia, Grace (Jennifer Aniston), a quien provoca hasta el borde del orgasmo desde la habitación de al lado. Mejor aún, obtiene algunas primicias de noticias importantes. No hay nada como poder invocar un impacto de meteorito, o el cuerpo de Jimmy Hoffa, para parecer un reportero de primera.

Los chistes se han adaptado a la medida de Carrey, pero de una manera extraña, esa es su limitación y su diversión. En 'Bruce Almighty', Carrey gobierna su alocado dominio con tanta habilidad como siempre, pero en realidad nunca olvidamos que estamos viendo las rutinas oficialmente desquiciadas de Jim Carrey, sin la sorpresa y la alegría que tuvieron, digamos, en el segundo. Película 'Ace Ventura'. Incluso las travesuras más ruidosas de la estrella ahora se sienten menos como si estuvieran rompiendo un molde que encajando cómodamente en él. ¿Un cabecilla del caos necesita seguir subiendo la apuesta? No necesariamente. Sin embargo, al ver la película, es difícil no darse cuenta de que Carrey, desde su triunfo en 'The Truman Show', ha estado luchando por transformarse en un actor serio, y que la transición no ha funcionado del todo. Se le han negado las nominaciones al Oscar y el público no se presentó a su espectacular interpretación de Andy Kaufman en 'Man on the Moon'. En el momento de 'The Majestic', que eran tres horas de fondo de pantalla de Frank Capra, la carrera de actor de primer nivel de Carrey comenzaba a parecer un fracaso. Ahora, aquí está, siendo convencionalmente 'salvaje' en lo que parece un acto de contrición comercial.

No estoy diciendo, por supuesto, que Carrey ya no debería hacer comedias ligeramente surrealistas. Estoy diciendo que precisamente al repetirse a sí mismo, lo está haciendo con un aura menos desenfrenada de que todo vale. Hay un punto culminante hilarante en 'Bruce Almighty' que en realidad es digno de Peter Sellers, y ni siquiera lo interpreta Carrey. Bruce, obsesionado con conseguir la posición de presentador, hace que su archirrival se trabe la lengua en el aire. Steven Carell, quien hace el papel de presentador, balbucea tomas sin sentido que escalan hasta convertirse en una locura humillante. El Bruce de Carrey puede tener todas las cartas, pero es Carell quien se ríe más.

Quizás el aspecto más notable de 'Bruce Almighty' es la forma en que capitaliza, en menor medida, las inclinaciones de actor serio de Carrey. La media hora final de la película es la sección de Robin Williams para sentirse bien y con mensajes en la que Bruce aprende que tiene que usar sus habilidades para los demás y para sí mismo, que la verdadera fuerza que debe invocarse es el amor. Este es el tipo de cosas que se supone que hacen temblar a los críticos, excepto que Jennifer Aniston se ha convertido en una estrella de cine encantadoramente valiente y atractiva, con la capacidad de poner sus sentimientos más tiernos en la pantalla. Ella castiga a Carrey, quien la mira con un genuino temblor de romance herido. Si 'Bruce Almighty' es un éxito, Carrey probablemente podrá hacer variaciones durante bastante tiempo. La verdadera pregunta es si tiene el poder de convertirse en algo más que un anarquista con un corazón de oro.

Bruce Todopoderoso
escribe
  • Película
mpaa
tiempo de ejecución
  • 94 minutos
director


Artículos Más Populares